Especies perennes

Concepto de Especies perennes

Las especies perennes corresponden a plantas que no pierden sus hojas. Estos árboles u otras plantas permanecen con sus hojas siempre verdes perdiendo apenas algunas hojas, pero manteniendo siempre una copa frondosa durante todo el año. Estas plantas pueden asumir el nombre de perennes o de vivaces.

Muchas de estas especies perennes no se reproducen usando semillas, normalmente prefieren reproducirse vegetativamente, para ello producen estructuras específicas que desempeñan esa función.

Por tratarse de plantas con un largo ciclo de vida, muchas veces esperan algunos años para producir semillas, apostando antes en la producción de estructuras que les permitan adaptarse a condiciones más adversas, así como en su crecimiento.

Estas especies pueden vivir más de dos años seguidos sin perder sus hojas, que se mantienen normalmente verdes, razón por la cual pueden asumir el nombre de vivaces.

Muchas veces las plantas consideradas perennes viven diversos años (algunas especies arbóreas viven cientos de años), renovando a cada ciclo su follaje, sin embargo, nunca pierde la totalidad de sus hojas.

Sus hojas pueden permanecer en el individuo durante dos o más años, cayendo en cualquier época del año, cuando envejecen y mueren sufriendo en seguida abscisión foliar.

Gran parte de las especies perennes son leñosas pues poseen un porte arbóreo o arbustivo (caracterizado por la presencia de lignina) de ellas son ejemplo los rododendros o las azaleas.

Una gran parte de las plantas presentes en la zona tropical son consideradas perennes, pues sus copas permanecen con hojas durante todo el año, puesto que las temperaturas se mantienen elevadas y la precipitación es constante.

Las especies perennes están normalmente adaptadas a bajos niveles de nutrientes en el suelo puesto que pueden producir aquello que necesitan para sobrevivir.

Estas especies se encuentran por ello bien adaptadas a las condiciones más adversas que encuentran, no siendo necesario perder la hoja para conservar el agua, por otro lado, desarrollan otro tipo de adaptaciones que les permite sobrevivir. Un ejemplo de adaptación que algunas especies perennes presentan son las hojas con forma de aguja, estas hojas evitan la pérdida de agua pues presentan una menor área expuesta.

Las especies perennes pueden formar bosques de hojas vivaces. Estos individuos existen tanto en las zonas tropicales como en las zonas frías, como por ejemplo, el bosque boreal.

Sin embargo, muy pocas especies que viven en zonas frías son perennes pues apenas un pequeño número de especies perennes soporta temperaturas bajas.

Las especies perennes que soportan el frío pertenecen normalmente al grupo de las coníferas. Algunas especies perennes son algunos pinos, tejos, encinas, el alcornoque y el laurel.

Las especies perennes mantienen constantemente sus hojas, pero no todas las especies de flora se comportan de esa forma cuando pierden sus hojas, las especies pasan a denominarse especies caducas presentando por ello características opuestas a las presentes en las perennes.

 

Palabras clave:

  • Especies caducas
  • Bosque boreal
  • Coníferas
  • Abscisión foliar
1059 Visualizações 1 Total
1059 Visualizações

A Knoow é uma enciclopédia colaborativa e em permamente adaptação e melhoria. Se detetou alguma falha em algum dos nossos verbetes, pedimos que nos informe para o mail geral@knoow.net para que possamos verificar. Ajude-nos a melhorar.