Mito de Ícaro

Mito de ÍcaroEl Mito de Ícaro es una narrativa perteneciente a la mitología griega, que narra la fuga y la caída de Ícaro del laberinto del Minotauro.

El Mito de Ícaro es una de las narrativas míticas pertenecientes a la mitología griega. Éste narra la fuga de Ícaro y de Dédalo, su padre, de la isla de Creta. Ambos elaboraron alas de cera con las que huyeron del laberinto del monstruo Minotauro, tras la criatura haber sido asesinada por el héroe Teseo.

De acuerdo con la narrativa, Ícaro era hijo de Dédalo, uno de los más sabios y habilidosos arquitectos de la mitología griega. Él fue responsable por planear el laberinto que albergó durante años al monstruo Minotauro, fruto de la reina Pasífae y un toro divino enviado al rey Minos por Poseidón.

Ícaro y Dédalo poseían ascendencia divina. El arquitecto era nieto de Ares, que a su vez era fruto de la unión entre Zeus y Hera. Aún así, ellos acabaron presos en la isla de Creta, en el interior del laberinto que el propio Dédalo creó.

El Mito de Ícaro narra cómo Dédalo elaboró y construyó alas hechas con cera de miel de abejas y plumas de alas de gaviotas. Sólo así, volando, ellos consiguieron escapar de su prisión en el laberinto. Antes de la partida, sin embargo, Dédalo alertó a Ícaro de los peligros de volar muy cerca del sol, pues estas se derretirían, y de volar muy cerca del mar, pues el agua las dejaría más pesadas.

Ícaro, sin embargo, no dio atención a los consejos del padre. El deseo y la sensación de libertad proporcionadas por el vuelo lo hicieron querer llegar más cerca del sol. Las alas se derritieron, como Dédalo dijo que sucedería, y el joven cayó al mar Egeo. Hay versiones que dicen que Dédalo recuperó el cuerpo del hijo y lo llevó para Sicilia, región que llamó  Icaria, en su homenaje. Otras dicen que el lugar donde Ícaro cayó fue bautizado Mar Icario.

Mito de Ícaro y su simbolismo

El Mito de Narciso está repleto de simbolismos, muy importantes para los griegos antiguos. El hecho de que, por ejemplo, Dédalo hubiese construido las alas y pasado como herencia al hijo muestra que Ícaro no lo vio con la misma importancia con que el padre lo vio. Hubo una gran displicencia en la forma como el joven usó el regalo del padre.

Aún en la cuestión del trabajo de Dédalo, él utiliza cera de miel de abeja. Las abejas y el trabajo realizado por ellas representan el valor que se da al propio sudor, a la paciencia laboriosa, algo que Ícaro no tuvo. El sol y el mar son dos opuestos que ponen en cuestión todo el trabajo ejercido por el arquitecto.

El sol representa la luz creativa, la libertad, el ego, para donde Ícaro fue sin cuestionamientos. Su caída, y por consecuencia su mito, trata de una persona que recibe una herencia fantástica, pero que no tiene habilidad emocional y física para usarla. El Mito de Narciso es tan atemporal que actualmente aún podemos utilizarlo como una metáfora de la humanidad, puesto que el ser humano recibió la Tierra como regalo, pero no sabe usarla y está cada día más cerca de destruirla.

632 Visualizações 4 Total

References:

https://www.britannica.com/topic/Daedalus-Greek-mythology

632 Visualizações

A Knoow é uma enciclopédia colaborativa e em permamente adaptação e melhoria. Se detetou alguma falha em algum dos nossos verbetes, pedimos que nos informe para o mail geral@knoow.net para que possamos verificar. Ajude-nos a melhorar.