Gostaria de ser nosso colaborador?

É especialista em alguma das áreas de conhecimento presentes na nossa enciclopédia? Tem gosto pela escrita? Gostaria de ser editor numa enciclopédia em português, integralmente escrita por especialistas? Gostaria de partilhar conhecimento?

Se a sua resposta é sim, então envie-nos o seu CV para geral@knoow.net para que possamos analisar e enviar mais detalhes sobre a forma de colaboração.

 

Áreas para as quais procuramos especialistas:

  •  Biologia
  •  Economia
  •  História
  •  Medicina
  •  Medicina Veterinária
  •  Filosofia
  •  Sociologia
  •  Contabilidade
  •  Direito
  •  Mecânica
  •  Química
  •  Física
  •  Matemática

 

Crecimiento Primario

Descripción del concepto de crecimiento primario, en algunos de los órganos de las especies vegetales.

Crecimiento Primario – Descripción

crescimento primario

Crecimiento primario en las plantas se caracteriza por un crecimiento en altura. Este crecimiento se inicia con el desarrollo de los meristemas apicales (tejidos embrionarios) que dan origen a las estructuras que fueron el tallo, la raíz y las hojas.

Las plantas inferiores (helechos, briófitas) poseen apenas crecimiento primario, siendo su crecimiento muy diferente del crecimiento de las plantas superiores.

En el crecimiento de las plantas inferiores se desarrolla a partir de células apicales, mientras las plantas superiores se desarrollan por zonas, es decir, regiones con células indiferenciadas (meristemas) que se organizan y dividen llevando al crecimiento de la planta.

El crecimiento primario de las plantas superiores tiene inicio con el desarrollo del meristema apical, particularmente tras la germinación de la semilla. Este meristema se localiza normalmente en la región apical (ápice) de la raíz y del tallo.

El meristema apical origina así los tejidos vegetales esenciales al buen desarrollo de la planta. La protodermis es responsable por la formación de la epidermis, en las raíces, tallos y hojas. El procambio permite la formación de los tejidos vasculares primarios, o xilema y floema, mientras el meristema fundamental origina los tejidos fundamentales de los órganos de la planta.

Las características siguientes pueden variar según se trate de una especie dicotiledónea o monocotiledónea, así como si se trata de una especie de gimnosperma.

En las raíces

Las raíces son los órganos de fijación de la planta. Estas estructuras se encuentran normalmente en el subsuelo, presentando un crecimiento en el sentido contrario al de los otros órganos, es decir, la raíz crece para el interior del suelo.

La epidermis presenta pelos radiculares que ayudan en la fijación al suelo y aumentan la zona de absorción de la raíz. En la zona terminal de la raíz existe una capa que no se encuentra recubierta por la epidermis, la zona de la cofia, que permite el crecimiento de la raíz.

El córtex de esta estructura es más desarrollado que su médula, pudiendo ésta estar ausente en algunas especies de dicotiledóneas. Los haces vasculares son simples y alternos, pudiendo surgir en diferente número.

El xilema primario presenta un crecimiento centrípeto, es decir, del exterior para el interior, mientras el floema primario presenta un crecimiento centrífugo, es decir, del interior para el exterior.

En los tallos

El tallo es el órgano de soporte de la planta, pues es en esta estructura donde se fijan las hojas. El tallo se encuentra unido a la raíz, presentando, sin embargo, características muy diferentes de éste.

Su epidermis posee células con presencia de tricomas, en algunos casos también presenta cutícula, que permite proteger el tallo contra las agresiones del ambiente.

El córtex es más estrecho en relación a la médula que se vuelve más ancha que en la raíz. Los haces vasculares son dobles y colaterales pudiendo estar cerrados y dispersos por el tallo o ser abiertos formando un anillo.

El xilema y el floema presentan diferenciación centrífuga, es decir, en ambos casos hay un crecimiento del interior para el exterior, siendo la célula que se encuentra en el centro la más antigua.

En las hojas

Las hojas concentran en sí la capacidad de realizar la fotosíntesis, es decir, las hojas tienen la capacidad de transformar la materia inorgánica y el agua con la ayuda del dióxido de carbono en materia orgánica y oxígeno.

La epidermis de las células de las hojas son generalmente cuticularizadas, siendo que en algunos casos esa cutícula es más densa en la página superior de la hoja. Los estomas se encuentran en ambas caras de la hoja, pero en el caso de las dicotiledóneas ocurre una predominancia de esos organelos en la cara inferior.

El mesófilo posee dos tipos diferentes de parénquima, el parénquima lagunoso, en la página inferior y el parénquima en empalizada en la cara superior. Las hojas de monocotiledóneas presentan un mesófilo simétrico con la presencia de apenas parénquima compacto.

La nerviación presente en las hojas varía según la especie, pudiendo esta nerviación ser palminervia, cuyos haces vasculares zona abiertos, mientras la nerviación paralelinervia posee haces vasculares cerrados.

39 Visualizações 1 Total

References:

Cutter, Elizabeth (2002). Anatomia Vegetal. Parte II. Órgãos, experimentos e interpretação. Editora Roca. São Paulo, Brasil. ISBN 85-7241-077-4

Viegas, Wanda S.; Cecílio, Leonor Morais (1998). Biologia Vegetal. Universidade Aberta. Lisboa, Portugal. ISBN: 972-674-235-8

39 Visualizações

A Knoow é uma enciclopédia colaborativa e em permamente adaptação e melhoria. Se detetou alguma falha em algum dos nossos verbetes, pedimos que nos informe para o mail geral@knoow.net para que possamos verificar. Ajude-nos a melhorar.

 

 

Knoow - a divulgar conhecimento pelo mundo