Vorticismo

Vorticismo, (del latín vórtex) designa una corriente, un movimiento artístico de vanguardia inglés nacido en Londres a principios del siglo XX, con expresión en la literatura y en las artes plásticas, que explora el vértigo del movimiento. Se considera que es el único movimiento británico significativo de aquella época, pero duró menos de tres años. Consistió en la representación de la realidad a partir de un punto, o mejor, de un vórtice, del cual emanan todas las formas plásticas.

“Es en la expresión de una superioridad civilizacional inglesa, más que en la formulación de teorías estéticas supuestamente originales, que podremos encontrar, (…) la raíz de la originalidad del Vorticismo en relación a los movimientos de vanguardia”. (Pereira 1998, pg.88)

El Vorticismo pretende reaccionar contra el Impresionismo, buscando ser el espejo pictórico del mundo industrializado. En este último campo se asumió como una alternativa al expresionismo, al cubismo y al futurismo, constituyendo de cierto modo el equivalente inglés al Cubismo francés y al Futurismo italiano, aunque reciba de estos movimientos sus principales influencias.

El grupo vorticista comenzó con el Rebel Art Centre que Wyndham Lewis y otros fundaron después de mostrarse en desacuerdo con Roger Fry, fundador de Omega Workshops, y hunde sus raíces en el Grupo de Bloomsbury, el cubismo, y el futurismo.

El estilo del grupo surgió a partir del cubismo, aunque tradicionalmente se ha relacionado con el futurismo, partiendo de premisas erróneas como el dinamismo (casi inexistente en los vorticistas, con la excepción de Nevinson, que se hizo futurista), la edad de la máquina (que los futuristas veneraban y de la que los vorticistas desconfiaban) y otros estilos abstractos (cf. cubo-futurismo).

Sin embargo, el vorticismo se apartaba del futurismo en la forma que intentaba captar el movimiento en una imagen. En la pintura vorticista la vida moderna se muestra como una disposición de líneas marcadas y colores discordantes llevando la mirada del espectador al centro del lienzo.

El nombre vorticismo fue acuñado por Ezra Pound en 1913, aunque Lewis, a quien normalmente se considera la figura central del movimiento, había creado cuadros del mismo estilo desde hacía ya un año con anterioridad. Deriva de vórtice, remolino o lugar donde nacen las emociones.

Ezra Weston Loomis Pound, fue un poeta, músico y crítico literario, una de las figuras más grandes del movimiento modernista de la poesía de principios del siglo XX, en los Estados Unidos y Europa. Además de haber sido uno de los fundadores del Vorticismo, también fue el motor de otros movimientos modernistas, como del Imagismo.

Percy y Ezra se asociaron a otros nueve artistas ingleses y juntos formaron el grupo de once que firmó el Manifiesto del movimiento redactado por Percy y publicado el 2 de julio de 1914 en el primer número de la revista Blast, también fundada por él.

Al igual que el Futurismo, el Vorticismo exaltó la modernidad – las máquinas, la industria, las grandes ciudades, el cine, pero lo exploró de un modo diferente. Ezra Pound escribió un artículo citando las diferencias entre Vorticismo y Futurismo:

“El Futurismo desciende del impresionismo. En la medida en que constituye un movimiento artístico, es una especie de impresionismo acelerado. Es un arte de superficie, o extensivo, en contraste con el Vorticismo, que es intensivo. […] El Futurismo es esencialmente una aceleración de imágenes sucesivas – como el Nu bajando Las Escaleras, de Marcel Duchamp; el Vorticismo amplía esa aceleración en profundidad, creando un torbellino de perspectivas, o sea, un vórtice.”

En la pintura vorticista, la vida moderna se representa como un haz de líneas de colores “duras” que canalizan el ojo del observador hacia el centro de la pantalla.

El eclosión de la Primera Guerra Mundial en 1914, cuyo impacto rápidamente se sentiría en Inglaterra, provocó la dispersión de los artistas que constituían el grupo vorticista, impidiendo la consolidación de sus propuestas estéticas y la constitución de un verdadero programa filosófico. A pesar de haber tenido un limitado eco al nivel de la producción cultural de esa época, para lo que contribuyó la reducida longevidad del grupo así como el hecho de que se realizó una única exposición colectiva (organizada en junio de 1915 por la Galería Doré, en Londres), el movimiento asumió un papel fundamental en el desarrollo de varios lenguajes estéticos en la Inglaterra de la posguerra.

En tiempos de guerra, el movimiento, que ambicionaba internacionalizarse, tuvo, sin embargo, corta duración, extinguiendo alrededor de 1919. Dejó, sin embargo, una fuerte influencia en el modernismo británico, en obras de artistas como Henri Moore (1898- 1986), Francis Bacon (1909-1992) y Ben Nicholson (1894-1982).

858 Visualizações 1 Total

References:

CARRASSAT, Patricia Fride R. e Marcadé, Isabelle. Movimientos de la pintura. Spes Editorial, S.L., 2004

PERLOFF, Marjorie. O momento futurista: avant-garde, avant-guerre, e a linguagem da ruptura. EDUSP – Editora da Universidade de São Paulo, 1986

PEREIRA, Margarida Isabel Esteves da Silva. A vanguarda histórica na Inglaterra e em Portugal: vorticismo e futurismo. Universidade do Minho, Centro de Estudos Humanísticos, 1998

858 Visualizações

A Knoow é uma enciclopédia colaborativa e em permamente adaptação e melhoria. Se detetou alguma falha em algum dos nossos verbetes, pedimos que nos informe para o mail geral@knoow.net para que possamos verificar. Ajude-nos a melhorar.